El misterio rodea la muerte de dos parejas estadounidenses en Manuel Benavides

MANUEL BENAVIDES, CHIH., MÉXICO – Ayer tuvieron lugar los funerales de una pareja de Odessa que fue encontrada tiroteada cerca de la comunidad mexicana de Manuel Benavides, al otro lado del Río Bravo y tierra adentro al sur de Lajitas.

Jorge Luís Suchil, de 52 años de edad, y su esposa Rebecca Caballero Suchil, de 52 años de edad, fueron encontrados muertos junto con la hermana del señor Suchil, Rita Suchil Aceves, de 68 años de edad, y su marido Humberto Aceves, de 66 años de edad, ambos de Phoenix, Arizona.

Según una fuente de las fuerzas policiales, los cuatro fueron encontrados en un rancho cerca de Manuel Benavides. Las dos parejas habían ido al rancho de la pareja de Odessa cerca de Manuel Benavides para pasar las fiestas del Año Nuevo.

Se cree que fueron asesinados en Nochevieja, ya que la última vez alguien tuvo noticias de ellos fue cuando dijeron a unos parientes que iban a preparar menudo y, al ser encontrados por un familiar, los ingredientes para el menudo fueron encontrados encima de la cocina sin ser cocidos.

Tras no recibir ninguna señal de ninguna de las parejas, un sobrino de Ojinaga fue enviado el lunes, 14 de enero, para comprobar la situación. Cuando llegó a la comunidad, se topó con muchos policías, ya que había sido encontrado el cuerpo de una de las mujeres. El sobrino dijo a las autoridades que algo podría haber ocurrido en el rancho y, cuando las autoridades y el sobrino llegaron al rancho, nadie estaba allí, aunque la comida sin cocer se encontraba sobre la cocina.

El sobrino ensilló un caballo y fue a buscar a sus parientes. Encontró a los dos hombres tiroteados cerca de un pozo de agua. El cuerpo de la otra mujer fue encontrado un día después, el martes, 15 de enero.

Las autoridades mexicanas están investigando los asesinatos, pero hasta esta semana ningún sospechoso ha sido arrestado. Según una necrológica en el Odessa American, Jorge Luís Suchil nació en México, su mujer Rebecca nació en Alpine y se casaron en Fort Stockton en 1989.

Tanto a Rebecca como a Jorge Suchil les gustaba la ganadería, la naturaleza y la música, según decía su necrológica. Becky era conocida por dar nombres a su ganado. A Jorge le fascinaba la música norteña y le encantaba cantar. Sus hijos y nietos significaban muchísimo para ellos y construyeron sus vidas alrededor de su familia y su rancho. Les sobreviven tres hijas, tres nietos y varios hermanos y hermanas.

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA


Related