No sale agua de los grifos en Candelaria durante el fin de semana

CANDELARIA – El agua potable fue restituida en casi 50 casas en Candelaria después de que el pozo de reserva de la ciudad dejase de funcionar el pasado fin de semana. Un fallo de motor dejó vacíos los grifos el viernes, y el pozo de reserva no fue reparado hasta el lunes.

El pozo primario de Candelaria lleva roto desde el fin de semana del Día de Acción de Gracias del año pasado, y la comunidad no constituida dependía únicamente de su pozo secundario para agua potable, una fuente que por sí misma ya no produce mu-cha agua, según dijo Cinderela Guevara, juez del condado.

Noemí Madrid, residente desde hace mucho en Candelaria, dijo que el agua llegó a escasear para su familia el viernes y que, al final, los grifos dejaron de dar agua. “Muchos de los residentes [de Candelaria] se encontraban en Presidio y, cuando regresaron, no había agua,” dijo Madrid, que vive en una de las casas afectadas junto con su marido y cuatro hijos, de 17, 15, 10 y 5 años de edad.

El sábado, Joel Núñez, ayudante del sheriff, y la agente Andrea Hinojos, ambos de la Oficina del Sheriff del Condado de Presidio, entregaron un palé de agua embotellada a los residentes y Rubén Carrasco, empleado del condado, entregó el equivalente de una cisterna de agua de un camión para que los residentes la usara para lavar la ropa y para otros usos domésticas.

“Gracias a aquellos que nos trajeron agua porque necesitábamos agua potable,” dijo Madrid. Antes de que llegara la cisterna el sábado, la mayoría de las familias ya se había marchado del pueblo, dirigiéndose a Presidio o atravesando la frontera para irse a San Antonio del Bravo para quedarse con familiares.

“Ojalá hubiéramos podido hacer más,” dijo Núñez. “Es duro para ellos allá. Necesitamos que alguien esté a cargo. Creo firmemente en el mantenimiento preventivo,” dijo respecto al sistema de agua.

En octubre, la Corte de Comisionados del Condado de Presidio concedió un contrato de 259,000$ a Kleinman Consultants para rehabilitar los dos pozos de agua del pueblo, particularmente para eliminar el arsénico que había sido descubierto. Ramón Carrasco, de Kleinman, no estaba seguro de cuándo se iniciaría el proyecto pero dijo que la consultora espera finalizar la reforma de ambos pozos antes del 15 de marzo. Según Carrasco, la subvención concedida cubre las reparaciones a las bombas, los motores, los controles y todo lo eléctrico relacionado con los pozos, además de la cloración y la eliminación del arsénico. El condado dispuso 220,000$ para las obras y 39,000$ para la ingeniería.

Kleinman ha contratado a Skinner´s Drilling & Well Service LLC, de Alpine, para las reparaciones. La juez Guevara recibió una llamada a las 7:20am el lunes que decía que John Skinner fue enviado para evaluar el pozo. El lunes, Skinner sustituyó el motor de 1.5HP del segundo pozo y poco después corría el agua en Candelaria. En este momento, el condado desconoce el coste total, pero esta reparación temporal del pozo de reserva de Candelaria está calculada en 1,200$.

La juez Guevara enfatizó su gratitud a todos los que ayudaron a Candelaria durante el apagón, diciendo, “Quiero agradecer al Departamento de Carreteras y Puentes, a la Oficina del Sheriff, a la Ciudad de Presidio, a Vicki y Ramón Carrasco de Kleinman Consultants, a Mark Pearson y Kathryn Lucero de Communities Unlimited Inc., a Rosa Elva Madrid y Jim Bloomberg por ayudar al Condado de Presidio a traer agua a los residentes de Candelaria cuando su segundo pozo de agua dejó de funcionar este fin de semana. El pozo dejó de funcionar el viernes por la tarde y todos los mencionados arriba trabajaron rápidamente para asegurar que los residentes tuvieran agua potable de inmediato. No tendré palabras suficientes para elogiar sus acciones.

De parte de la Corte de Comisionados, ustedes merecen todo el agradecimiento y su dedicado servicio es realmente valioso para nosotros. ¡¡¡Nos enorgullecen!!! Gracias.”

Traducción de MIRIAM

HALPERN CARDONA


Related