Presidio ha dado los primeros pasos para aumentar su sistema de agua

Por ABBIE PERRAULT

abbie@bigbendsentinel.com

PRESIDIO – Las autoridades de la Ciudad de Presidio obtuvieron una pequeña victoria en la Corte de los Comisionados del Condado, acercándoles un paso más para añadir agua corriente a lo largo de la Carretera 67, entre el Riata Inn y la Carretera del Cementerio. El condado aprobó un derecho de vía de 30 pies (9 metros) en la Carretera del Cementerio para que la ciudad lo use, otorgando espacio para un proyecto de línea de agua en la carretera US 67 y una nueva torre de agua.

Durante décadas, Presidio ha tomado en consideración la idea de traer servicios de agua al norte, pero su esperanza actual es hacerlo mediante la otorgación de casi 4 millones de dólares en fondos de subvenciones y un préstamo del Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN). El objetivo del proyecto es “proporcionar un mayor acceso al agua potable mediante la ampliación de líneas de agua a lo largo de la carretera 67 y mejorar el actual sistema de distribución de agua para ayudar a reducir las pérdidas de agua.” El plan es construir una nueva línea de agua a lo largo de la carretera 67 y otra entre el actual tanque de tratamiento, cerca de la escuela de enseñanza secundaria, y la tubería de alimentación de agua en la colina.

Joe Portillo, Administrador Municipal, esbozó algunas de las razones por las que la ciudad quiere actuar ahora en el proyecto. Para empezar, la ciudad prevé un crecimiento futuro en el Sur del Condado de Presidio y quiere poder suministrar agua a medida que aumente la población en la región. 

Aunque el proyecto beneficiaría a un manojo de negocios y residencias que se encuentran a lo largo de la carretera 67, también ayudaría a cada residente de Presidio. La población municipal actual depende de un único tanque para guardar su suministro de agua –un tanque que necesita urgentemente una limpieza y renovación– pero hasta el momento la ciudad no ha podido finalizar la obra necesaria porque no hay torre de reserva de agua ni una tubería de alimentación de agua.

“Dos terratenientes privados concedieron a la ciudad un pequeño trozo de terreno para colocar el nuevo tanque de reserva de agua y también para una estación de refuerzo que ayudará a llevar el agua encima de la colina,” explicó Portillo. El tanque de reserva significa que la vieja torre de agua podría ser desconectada y reparada mientras la nueva respalde las necesidades hídricas de la ciudad. La estación de refuerzo, que empujará el agua colina arriba, también forma parte del proyecto de 4 millones de dólares, junto con las líneas de agua y el nuevo tanque de almacenamiento de agua.

Si todo va según el plan previsto para el proyecto, el agua fluirá arriba hacia la 67, a medio camino del Aeropuerto Lely de Presidio, dijo Portillo. Unas cuantas millas más al norte por la Carretera 67, la Colonia Las Pampas sigue a la espera, con la esperanza de recibir algún día suministros de agua procedentes de Presidio.   

Una colonia es una subdivisión donde los promotores vendieron terreno con la promesa de proporcionar suministros, pero nunca cumplieron con su palabra. Durante décadas, los residentes en Las Pampas han tenido que cargar agua desde la ciudad y llevarla hasta sus casas después de que las promesas respecto a los suministros nunca se hicieran realidad. El administrador Portillo dijo, “La familia media usa 300 galones (1364 litros) al día y tienen estos tanques de agua que pueden contener 500 o 600 galones (2273 o 2728 litros), así que tienen que viajar hasta la ciudad para conseguir agua. Lo malo es que el agua se queda allí, estancada, en un tanque, lo cual no es bueno para los microbios.”

El coste para llevar las líneas de suministro de agua hasta Las Pampas sigue estando fuera del alcance de la Ciudad de Presidio, pero Portillo y otras personas esperan que algún día puedan aumentar hasta allí su línea de agua. De momento, la población de edad avanzada en Las Pampas tendrá que seguir con sus viajes para conseguir agua.   

La ciudad ha recurrido al BDAN para que ayude con el proyecto en la Carretera 67 y en la Carretera del Cementerio, y el banco binacional le está escuchando. “Este banco fue creado para mejorar la vida a lo largo de la frontera entre Texas y México,” dijo Jesse Hereford, director de asuntos públicos para el BDAN. El banco tiene una infraestructura medioambiental binacional, propiedad de y dirigido por el 50% del gobierno mexicano y el 50% del gobierno estadounidense y sirve a las comunidades que se encuentran a 62 millas (100km) al norte de la frontera y a 186 millas (300km) al sur de la frontera. La Tesorería, el Departamento del Estado y la Agencia para la Protección Medioambiental de los Estados Unidos forman la mitad de la junta del banco, mientras que la otra mitad está compuesta por los homólogos mexicanos de estas entidades. 

Hereford explicó el estatus del proyecto, diciendo, “Ni la subvención ni el préstamo han sido aprobados. Nos encontramos en la fase de desarrollo del proyecto. Ellos están en el proceso de pedir la subvención y el préstamo, y nosotros estamos en el proceso de hacer nuestra debida diligencia.” Aunque la subvención sea solo una posibilidad, la ciudad ya está invirtiendo en mediciones para los emplazamientos para el tanque de agua y la estación de refuerzo, y el BDAN está trabajando en las investigaciones del proyecto previas a la construcción. 

El banco ha invertido una importante cantidad de dinero para explorar el proyecto, incluyendo un plan de instalaciones de 90,040$, una auditoría de agua de 65.497,46$, 29.640$ para revisar el alcance del proyecto y 40.994,80$ para un estudio biológico. Como parte del mandato del banco, todos los proyectos que asumen deben “tener un certificado medioambiental con un beneficio medioambiental demostrado,” según dijo Hereford. 

La “auditoría de agua” del banco respecto a Presidio investigó el sistema entero de agua de la ciudad. Durante su investigación, descubrió que el almacenamiento del agua ni siquiera era el problema principal al que se enfrenta Presidio. Comprobó que una presión no gestionada del sistema está causando las frecuentes roturas de las tuberías y el vertido de agua en la tierra, en lugar de entregarla a los residentes de Presidio. El informe del banco afirmó que la ciudad no puede suministrar agua de forma sostenible debido a esto.   

Antes de que el BNAD considere la concesión de una subvención por el gran importe de 3 millones de dólares más un préstamo adicional de hasta un millón de dólares, Presidio debe cumplir con algunos requisitos. Uno de los obstáculos es que la ciudad tendrá que tener una auditoría actual “limpia” que diga que la ciudad esté en una posición sólida respecto a sus finanzas; el banco quiere asegurarse de  que la Ciudad pueda encargarse de la subvención y devolver el préstamo. Además, la ciudad necesitará vías de derecho para suministros, algo que el Condado de Presidio acaba de conceder. 

“Por lo que me han dicho, albergamos la esperanza de que el proyecto sea confirmado antes del tercer trimestre de este año. Una vez sea confirmado, dará vía libre para la financiación mediante subvenciones y luego también podremos seguir adelante con el préstamo,” dijo Hereford. “Tiene que haber una viabilidad económica completa para asegurar de que el préstamo sea devuelto.”

Puede que el requisito de la auditoría bloquee el proceso durante un tiempo. Durante la reunión del Consejo Municipal de Presidio, el 24 de julio, la ciudad aplazó un punto de la agenda para escuchar los resultados de la auditoría del 2016-2017, porque aún no estaba preparada la revisión del año financiero de la Ciudad. 

Los documentos del BNAD señalaban que las auditorías de Presidio desde el 2012 hasta el 2016 fueron completadas recientemente y todas recibieron “opiniones adversas.” Eso significa que ha habido errores o discrepancias en sus informes financieros: lo contrario de una auditoría limpia. La auditoría más reciente no ha sido finalizada. “Tendremos que esperar para revisar una auditoría reciente antes de que iniciemos el proceso para considerar la concesión de la subvención,” dijo Hereford.

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA


 
Related