Presidio High School da la bienvenida a la nueva directora, Hevila Ramos

Principal Hevila Ramos in Presidio High School (Photo by Maisie Crow)

Por MAISIE CROW

[email protected]

Las vacaciones de verano han terminado y los estudiantes de la Escuela de Enseñanza Secundaria de Presidio (Presidio High School) volvieron a clases a principios de esta semana. Encontraron algunos cambios, incluyendo a una nueva directora, Hevila Ramos.

La Sra. Ramos, que celebró dos reuniones para saludarse y darse a conocer antes del inicio de las clases, tuvo la oportunidad de conocer a algunos de los estudiantes durante el verano. “He conocido a bastantes jóvenes. Ya han entrado para hablar conmigo.” Entraron para hacer varias preguntas sobre qué podían esperar este año escolar, pero una de las preguntas que no paraba de surgir era si Ramos iba a implementar una política de usar uniforme escolar. “Era tan divertido,” dijo riéndose. “Simplemente no sé de dónde sacaron esa idea.”

Ramos confirmó que no habrá uniforme, pero sí habrá expectativas respecto al código de vestimenta que se pueden encontrar en la página web del distrito, www.presidio-isd.net.

La señora Ramos nació en El Paso y pasó 21 años impartiendo clases en la Escuela de Enseñanza Secundaria de Canutillo, la misma escuela donde asistió como estudiante. Ramos cree que ex estudiantes que se convierten en maestros en sus propias escuelas son una ventaja y espera ver esta situación en la Presidio High School. “Queremos formar a los nuestros. Ahora, tenemos a bastantes que han vuelto para que puedan apoyar y cultivar a estos estudiantes entrantes.”

Para Ramos, la enseñanza fue una segunda carrera. Primero trabajó como tecnóloga médica dirigiendo laboratorios en El Paso. Saboreó la enseñanza mientras trabajaba con estudiantes de la Universidad de Texas en El Paso cuando pasaban por su laboratorio durante sus rotaciones. Al final, dejó su trabajo y volvió a la universidad para sacar su maestría en la Universidad Estatal de Nuevo México, en Las Cruces.

Luego, Ramos fue profesora de ciencias y entrenadora principal de tenis en la Canutillo High School. Pudo coger ejemplos reales de su época como tecnóloga médica e incorporarlos en sus planes de estudio. 

El nuevo papel de Ramos como directora de la Presidio High School será su primer empleo administrativo, pero dijo que está preparado para ello. “Vi el puesto disponible y pensé que encajaba con lo que estoy buscando,” dijo Ramos, que estaba interesaba en trasladarse a Presidio para estar más cerca de sus padres, que viven en una hacienda al sur de Ojinaga.

Mientras planificaba su traslado, la gente le avisaba de que sería difícil adaptarse al calor del verano, pero Ramos les ignoró, ya que había pasado muchos veranos en Presidio y en Ojinaga trayendo a sus hijos a la hacienda para pasar el verano. 

Ramos tiene la intención de elevar los estándares académicos en la Presidio High School. “Realmente quiero centrarme en lo académico. Sé que los deportes son importantes en Texas, pero realmente quiero aumentar las expectativas académicas. Quiero competir a nivel académico.”

“Hago hincapié en que son estudiantes que hacen deporte y no deportistas que estudian,” dijo.

Al mirar las puntuaciones generales del estado, Ramos señaló que la escuela va bastante bien en comparación con otros distritos, “el estado dice que aprobamos pero, ¿estamos contentos con lo mínimo exigible o realmente queremos elevarles al siguiente nivel? Queremos elevarles al siguiente nivel y no simplemente añadirles al mínimo exigido por el estado, sino realmente elevarles a un nivel de dominio. Realmente queremos prepararles para la universidad y para carreras profesionales.”    

Ramos reconoció que las puntuaciones han sido buenas en la matemática y la ciencia pero dijo que realmente quiere aumentar otras asignaturas académicas como la historia y el inglés.

“Añadirá la asignatura de la historia mundial porque creo que necesitamos ser un poco más globales,” dijo. Será una asignatura requerida para los estudiantes de primer año de la escuela de enseñanza secundaria pero también les está pidiendo a los estudiantes de último curso a tomar la asignatura aunque no sea un requisito para ellos.

Con lo que está pasando ahora, especialmente a nivel político, Ramos quiere que sus estudiantes “miren atrás y vean lo que pasó en el pasado y cómo esos acontecimientos forman y conforman los acontecimientos actuales y futuros. En última instancia, serán votantes y necesitan reflexionar sobre la historia y sobre lo que pasó antes y cómo eso afecta su futuro.”

Ramos también espera elevar la participación parental en la escuela, pero quiso decir, “Estos jóvenes son tan educados. Te dicen `Yes ma´am y no ma´am. Incluso en español, `Sí señora, no señora.´ Se presentan; se quitan la gorra. Son cosas que no se pueden ver en las grandes ciudades pero aquí se puede ver esa participación parental en el hecho de que sean respetuosos.”

Ramos cree que la falta de participación parental podría deberse al hecho de no tener una velada oficial para celebrar reuniones entre los padres y los maestros y al no tener cerca de los negocios de la zona una marquesina para publicar los futuros acontecimientos. Espera resolver pronto ambos temas.

Ya está programada para el 6 de noviembre una velada para celebrar reuniones entre los padres y los maestros. La razón por la que Ramos escogió la fecha en noviembre es la siguiente: “La idea de tener una velada para celebrar reuniones entre los padres y los maestros a principios de noviembre es para dar a los maestros el tiempo suficiente para conocer a los estudiantes y a sus evoluciones en sus clases pero también para brindar el tiempo suficiente antes del final del semestre para corregir las notas en caso de que haya un problema.” En ese momento, Ramos dice que los profesores pueden dar a los estudiantes y padres algunas estrategias e intervenciones que pueden usar para mejorar las notas antes de que acabe el semestre.      

Los padres tienen una oportunidad el 21 de agosto de saber más acerca de los horarios de los estudiantes para el semestre al modelar el programa escolar de los estudiantes esa noche y de visitar sus aulas. 

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA