El Puerto de Entrada de Boquillas reanuda los horarios de invierno

LEJANO OESTE DE TEXAS — A partir del 2 de noviembre, el Puerto de Entrada de Boquillas –dentro del Parque Nacional del Big Bend– reanudó los horarios de invierno. El puerto estará abierto de miércoles a domingo, según dijo Tom VandenBerg, portavoz del parque. El horario será desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m.

Es muy popular, especialmente durante los meses de invierno,” dijo del singular puerto de entrada. “Es una manera fantástica de tener una idea de la cultura fronteriza que existe aquí y de qué hace que esta parte del país sea especial.”

El puerto de entrada de Boquillas es especial por un par de razones. Está ubicado dentro del Parque Nacional del Big Bend y no tiene agentes aduaneros. (Es decir, agentes no reales: más tarde volveremos sobre esto.)

Si el Río Bravo está lo suficientemente bajo, los viajeros que se dirigen a México pueden cruzarlo a pie. De lo contrario, pueden coger un ferry que cuesta 5$ ida y vuelta, según dijo VandenBerg.

En el lado mexicano, los viajeros llegan al pueblo mexicano de Boquillas, también conocido como Boquillas del Carmen, que tenía una población estimada de 110 personas en 2010. También se encuentra justo al lado de Maderas del Carmen, una reserva natural montañosa que está en México.

En una entrevista con The Big Bend Sentinel, VandenBerg explicó cómo funciona la aduana en el cruce. Un guarda del parque trabaja en el puerto de entrada. Y “cuando usted regrese de México, interactúa con un agente de CBP [Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU.] mediante un quiosco virtual,” dijo.

Los agentes le hablan por teléfono y le vigilan por cámara. VandenBerg enfatizó que hay que seguir las reglas habituales que son aplicables a los viajes internacionales.

Sí que se necesita un pasaporte para regresar,” dijo.

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA


 
Related