La operación de fracturación hidráulica dice que acatará las normas que regulan el agua

CONDADO DE PRESIDIO — Una operación de fracturación hidráulica al noroeste del Condado de Presidio dice que está trabajando para acatar las normas locales que regulan el agua.

A principios de este año Helios Energy –una empresa Australiana con sede estadounidense en Houston– anunció una operación de fracturación hidráulica al noroeste del Condado de Presidio, cerca de Marfa y Valentine, tal y como ha informado anteriormente The Big Bend Sentinel. Para el Distrito para la Conservación del Agua Subterránea del Condado de Presidio (PCUWCD) eso suscitó la preocupación de que la empresa no acataba las normas que exigen informar sobre el uso del agua.

El 4 de septiembre, Helios dijo mediante un comunicado de prensa que ya había usado 64,000 barriles de “fluido de terminación,” que a menudo incluye el agua. Los reguladores del PCUWCD dicen que necesitan tres datos de Helios: quién posee el pozo de agua que la empresa está usando, cuánta agua ha usado hasta la fecha y qué tiene previsto hacer con el agua producida mediante la fracturación hidráulica.

Tras meses intentando hacer que la empresa acatara las normas, el distrito de agua votó de manera unánime para ejercer más presión sobre la empresa haciendo que el abogado del distrito –Mike Gershon– enviara un aviso de infracción a la empresa. Formaba parte de una escalada que, en última instancia, podría haber visto como el distrito multaba a la empresa o provocar que un representante de la empresa se personara ante la junta –pasos que supuestamente el PCUWCD nunca ha adoptado con anterioridad.

Al enviar un aviso formal con membrete legal, el distrito esperaba poner énfasis a los ejecutivos de Helios sobre la importancia de las normas que exigen informar del uso del agua. Pero las autoridades del agua cancelaron su decisión después de que Helios se pusiera en contacto con el distrito de agua y The Big Bend Sentinel para expresar su compromiso para con el cumplimiento de las normas.

En una entrevista telefónica con The Big Bend Sentinel, Rick Vannoy –consultor y representante de Helios– y Julián Ayala –agente consultor de tierras para la empresa– dijeron que no están evitando el cumplimiento de las normas sino que se veían en “aprietos” mientras intentaban cumplir con sus compromisos tanto con los reguladores como con los terratenientes que poseen el pozo.

Antes de que Helios pueda informar de los detalles sobre el pozo de agua que está usando, estos representantes de la empresa dicen que primero quieren asegurarse de que tengan el permiso de los terratenientes, con los cuales dice la empresa ya han llegado a un acuerdo de uso en la superficie. (En una llamada posterior de seguimiento, Ayala dijo que Helios había recibido un acuerdo verbal de al menos uno de los terratenientes y solo estaba en espera del papeleo.)

Para complicar aún más el asunto, tampoco está claro si el pozo fue registrado a nombre de los propietarios. Dicen que eso deja a Helios y a sus abogados preguntándose si el pozo de agua esté exento de las regulaciones de agua. Aún así, Helios dice que está dispuesto a registrar el pozo de agua –simplemente quiere asegurarse de que los terratenientes participen y estén representados.

“Queremos cumplir con las normas, pero no queremos acceder a algo a lo que los terratenientes no quieran acceder,” dijo Ayala, el agente de tierras.

Helios también está intentando determinar el estado del pozo en cuestión, que supuestamente fue construido hace décadas por otra empresa petrolífera y que puede que nunca fuera registrado. Dijeron que el equipo legal de Helios está trabajando en el asunto y que la empresa estaría “encantada de pagar” cualquier sanción atrasada relacionada con la demora.

Las terratenientes –un par de hermanas, una de las cuales vive en Georgia y la otra en Irlanda– no pudieron ser localizadas para que hicieran algún comentario antes del cierre de esta edición.

He aquí un repaso sobre los matices de la política relacionada con el agua y la fracturación hidráulica en el Condado de Presidio: la Comisión de Ferrocarriles de Texas, que permite pozos de petróleo y de gas en Texas, no tiene la autoridad legal para regular la “retirada o el uso” de agua para proyectos relacionados con el petróleo y el gas. El Código de Aguas de Texas tampoco requiere permisos para los pozos de agua usados “únicamente para suministrar agua a una plataforma que esté activamente dedicada a las operaciones de perforación o de exploración” de petróleo y de gas.

De acuerdo con la ley estatal en materia de agua, el PCUWCD también tiene exenciones para esta clase de pozos de agua para petróleo y gas. Aún así, las normas del distrito requieren que estos usuarios realicen informes periódicos de la cantidad total de agua que están usando, para que el PCUWCD pueda cumplir con sus propias obligaciones para monitorizar el agua en el condado.

El distrito de agua se enteró por primera vez de la operación de fracturación hidráulica en julio, cuando a Trey Gerfers –presidente del PCUWCD– le preguntaron por ella durante el Simposio de Agua de la Alianza para la Conservación de Big Bend, donde actualmente es presidente de la junta.

En reuniones públicas y en entrevistas con The Big Bend Sentinel, los reguladores del agua han reconocido repetidamente que puede que Helios –una empresa australiana con vínculos con China– no sea plenamente consciente de los matices de la política de aguas en el condado en el lejano oeste de Texas. Dijeron que la empresa ha estado cooperando con los reguladores del agua y en un momento determinado ofrecieron a los reguladores del PCUWCD la oportunidad de visitar la operación que está llevando a cabo Helios en el Condado de Presidio.

En parte por esos motivos, el PCUWCD ha dado a Helios el beneficio de la duda, dijo a The Big Bend Sentinel Trey Gerfers, presidente del PCUWCD. Y en una entrevista de seguimiento, Gerfers recibió de buena manera la noticia, diciendo que la “sabiduría” de ese enfoque “está recibiendo apoyos.”

“Queremos comprender primero cuáles son sus intenciones y luego tomar medidas,” dijo Gerfers. Tal y como él lo ve, “empezar siendo blandos” es más efectivo que ser “beligerantes desde el principio.”

Traducción de MIRIAM HALPERN CARDONA


 
Related