Los jóvenes de Presidio salen a las calles para apoyar el movimiento Black Lives Matter

PRESIDIO — Los cantos apasionados impregnaron las calles de Presidio el martes por la noche mientras manifestantes enfáticos marchaban por O’Reilly Street mientras se aferraban a carteles de cartón que decían: ” Fight the Power, Black Lives Matter” y “Matter es el mínimo”.

El grupo de 14 jóvenes manifestantes, que fueron escoltados por cinco camionetas de la policía de Presidio que estaban presentes “por su seguridad [de los manifestantes]”, se congregaron en la pista de la escuela secundaria de Presidio antes de proceder a marchar a la Iglesia de Santa Teresa. En el camino, se repetían cánticos de “sin justicia, sin paz” y “Las vidas negras importan” mientras los manifestantes caminaban con los puños en el aire.

Después de ver la ola de protestas que se han materializado en todos y cada uno de los estados del país, la graduada de la clase preparatoria de Presidio de 2019, Leilani Chávez, decidió que algo debía hacerse en Presidio. Chávez, que ahora vive en Las Vegas, expresó que “ver todo lo que estaba sucediendo y no poder estar en casa mientras comenzó” realmente le pasó factura, por lo que decidió volver a casa y organizar una protesta propia. en Presidio

Para urgir a la gente a unirse a ella en las calles de Presidio, Chávez se dirigió a Facebook y Twitter con una publicación apasionada que destacó la injusticia detrás de la muerte de George Floyd. La publicación continuó diciendo: “Quiero poder mostrarle al mundo que pequeños pueblos como el mío están con ellos mostrando nuestro apoyo”. La publicación fue retuiteada y compartida en las redes sociales para crear conciencia.

Chávez, que quedó gratamente sorprendida por la participación, dijo que si bien las protestas de Black Lives Matter son más prominentes en las ciudades más grandes, ella sintió que todavía necesitaban ser representadas en las más pequeñas porque “todos queremos ser uno”.

Representar al movimiento Black Lives Matter fue importante para J’Lynn Goldston, residente de Presidio, quien dijo que “ver a todas estas personas y leer todas estas historias” sobre lo que está sucediendo en todo el país es perjudicial. Para ella, saber que “podría sucederme en cualquier momento” es más que suficiente para alentarla a salir a la calle a abogar por el cambio.

Goldston declaró: “Soy una de las dos, tal vez tres, personas negras en esta ciudad”, por lo que sintió que era crucial para ella representar el movimiento donde vive con la esperanza de sobrevivir a la injusticia que ha afectado a personas como su.

Además, Goldston declaró que la protesta era necesaria porque Presidio no es un lugar donde las personas están activamente en las redes sociales, por lo que consideró que era importante hacer una declaración pública en un intento por ayudar a las personas a ser más conscientes de lo que está sucediendo en el mundo.

A medida que avanzaba la protesta, el alcalde de Presidio, John Ferguson, se unió, y la multitud abrazó su presencia con vítores. Ferguson, que estaba impresionado con los esfuerzos de los jóvenes manifestantes, los instó a permanecer con el movimiento Black Lives Matter, lo que él siente es de suma importancia.

“A nivel cívico, a nivel estatal y a nivel nacional, las vidas de los negros realmente importan”, dijo Ferguson cuando expresó que solo hablar de eso no es suficiente, sino que necesitamos demostrarlo con nuestras acciones a diario.

Para Presidio en particular, Ferguson siente que, junto con la conversación nacional sobre la brutalidad policial, algunas personas pueden asumir que esas mismas injusticias no suceden en los pueblos pequeños. Pero destacó la importancia de ser consciente e involucrado para garantizar que esas injusticias, de hecho, no sucedan en Presidio. Y así, en ese mismo sentido, aplaudió las protestas.

Ferguson también habló con el grupo de manifestantes diciendo: “Mientras sea alcalde de esta ciudad, la policía tratará a las personas con justicia y será justo”. Además, se refirió a los manifestantes como “el futuro de Presidio, el futuro del mundo”.

Después de poco más de una hora de marcha, la multitud se volvió a reunir en el campo de la escuela secundaria Presidio donde se repartió agua, y se compartieron unas últimas palabras. Mientras estaban reunidos en un círculo, los jóvenes manifestantes enfatizaron la importancia de tener empatía con otras razas y etnias durante un momento de conflicto. Un manifestante levantó la voz con una declaración final: “Hoy para ellos, mañana para nosotros”.


 
Related