Las aulas de Texas pueden permanecer cerradas este otoño sin perder los fondos estatales si los funcionarios locales de salud lo ordenan

TEXAS — Los funcionarios locales de salud pública podrán mantener cerradas las escuelas de Texas para recibir instrucción en persona este otoño sin arriesgar los fondos estatales de educación, Un portavoz de la Agencia de Educación de Texas confirmó a The Texas Tribune el miércoles.

La semana pasada, la agencia de educación del estado emitió una orden que exige que las escuelas abran sus edificios a la instrucción en persona cinco días a la semana para todos los estudiantes que lo deseen. La orden otorga a los distritos un período de transición de solo tres semanas al comienzo del año para impartir clases virtualmente y establecer sus planes de seguridad antes de permitir que los estudiantes vuelvan a los campus. Después de la transición de tres semanas, los distritos que permanecen completamente virtuales correrían el riesgo de perder fondos.

Pero los funcionarios de TEA confirmaron el miércoles que continuarián financiando distritos escolares si los funcionarios de salud locales les ordenan permanecer cerrados, siempre que ofrezcan instrucción remota para todos los estudiantes.

El gobernador Greg Abbott le dijo a una estación de televisión de Houston esta semana que el estado aliviaría los estrictos requisitos de reapertura, ya que los casos de coronavirus y las hospitalizaciones se disparan en todo Texas, y les daría a los distritos escolares más flexibilidad para permanecer virtuales durante más de tres semanas. Los funcionarios de salud pública advierten que la reapertura de los edificios escolares en áreas con mucha propagación comunitaria exacerbará el impacto del virus en esas comunidades.

Incluso antes de la declaración de Abbott, algunos funcionarios locales de salud pública habían pedido que las escuelas permanecieran cerradas al menos durante el Día del Trabajo, diciendo que no sería seguro reabrir los edificios escolares mientras la pandemia estaba en su apogeo. Los funcionarios de salud de El Paso y Laredo estuvieron entre los primeros en emitir esos mandatos la semana pasada. Y el martes, los funcionarios de salud del condado de Travis ordenaron a todas las escuelas públicas y privadas retrasar la instrucción en el campus al menos hasta el 7 de septiembre.

No estaba claro la semana pasada si Abbott o la TEA dejarían en pie esas órdenes.

La guía vacilante ha confundido y frustrado a los maestros y padres que desean saber qué significará el próximo otoño para ellos y sus familias. Una encuesta de la Universidad de Texas y el Proyecto de Política de Texas mostró recientemente que el 65% de los tejanos dijeron que no era seguro que los niños volvieran a la escuela. Y los sindicatos de docentes están alentando a sus miembros a buscar vías legales para quedarse en casa, incluyendo renunciar o retirarse temprano, en lugar de ser obligados a regresar a las aulas mientras aumentan los casos.

Un portavoz de TEA le dijo al Tribune que los superintendentes escolares y los consejos escolares no pueden tomar la decisión de permanecer completamente virtuales por más de tres semanas sin un mandato de los funcionarios de salud pública.

Algunos distritos escolares, incluido el Distrito Escolar Independiente de San Antonio, están cambiando sus fechas de inicio a fines de agosto y luego comienzan sus años escolares de manera prácticamente virtual durante tres semanas.

Se espera que la TEA presente pautas revisadas sobre la reapertura de las escuelas en los próximos días.

Este artículo fue publicado por primera vez por The Texas Tribune.