Más tuberías de agua rotas enfatizan la importancia del nuevo sistema

PRESIDIO — La línea principal de agua de Presidio fue reparada el 20 de diciembre de 2020, pero en la mañana del 21 de diciembre, en lo que se ha convertido en un hecho habitual para la ciudad, estalló de nuevo. Los funcionarios una vez más declararon un aviso de hervir el agua, y algunos residentes de Presidio se quedaron nuevamente sin agua durante la mayor parte del día.

Después de un día sin agua, el aviso de hervir agua finalmente se levantó aproximadamente una semana después. Pero John Ferguson, alcalde de Presidio, admite que la ciudad no es ajena a las tuberías rotas.

Ferguson atribuye los problemas a dos factores principales. Primero, debido a que las instalaciones de agua de la ciudad se encuentran muy por encima de sus estaciones de bombeo, la ciudad necesita mucha presión para mover el agua rápidamente a través del sistema. En segundo lugar, la vieja infraestructura de agua de la ciudad tiene casi 30 años.

“Creo que la línea es simplemente vieja”, dijo Ferguson. “Estas cosas tienen su propia fecha de caducidad y creo que nuestro sistema tiene esa edad”.

Al describir los problemas de las tuberías como “una batalla constante que la ciudad ha estado librando durante un par de años”, Ferguson espera que los problemas terminen pronto. En agosto, se aprobó un nuevo sistema de agua para la ciudad.

Spiess Construction, la empresa a cargo de ese proyecto, normalmente se le habría encomendado la tarea de arreglar otra línea rota. Pero la empresa se tomó un descanso para Navidad y Año Nuevo, lo que obligó a los trabajadores de la ciudad a entrar y arreglar la tubería ellos mismos.

Joe Portillo, administrador municipal de Presidio, comentó que la instalación del nuevo sistema de tuberías de agua, aunque no ha estado libre de contratiempos, está yendo bien. Con una posible fecha de finalización de abril o mayo, la construcción del nuevo sistema parece adelantarse a lo programado. Presidio necesita las actualizaciones lo antes posible, dice.

“La instalación de la línea independiente en la que estamos trabajando ahora aliviaría las presiones sobre el sistema”, dijo Portillo en una entrevista. “Podría resolver los problemas que tenemos con las frecuentes líneas rotas”.

Según Portillo, la nueva línea podría eliminar del 50 al 60% de todas las roturas de tuberías una vez que esté terminada. Esa es una perspectiva por la que tanto los funcionarios de la ciudad como los residentes están entusiasmados.

Además de la nueva tubería independiente, hay planes para renovar la torre de agua y mejorar las válvulas. Eso permitiría que las fugas de agua se aislen a ciertas áreas en lugar de extenderse. En este momento, Presidio tiene una serie de válvulas que no funcionan, por lo que las fugas relativamente menores, que podrían estar contenidas en áreas específicas de la ciudad, obligan a cerrar el agua en todas las áreas.

Ronnie Quintana, gerente de construcción de Spiess Construction, dijo que todo va bien con el proyecto y que su equipo está a aproximadamentetres semanas de la finalización de la nueva línea de flotación de 8 pulgadas en la 67. El administrador de la ciudad Portillo describe esas mejoras como esencialmente la fase 1 de Proyecto de agua de Presidio.

Este mes, se espera que el equipo de construcción comience a ensamblar el tubo vertical secundario, un recipiente de agua con forma de pelota de golf que podrá contener 75,000 galones.

Por último, el proyecto de agua apunta a renovar los pozos de agua en Presidio, que según Portillo son ineficientes y consumen energía. Con mejores pozos, Portillo cree que Presidio incluso podría ahorrar dinero en lo que respecta a los servicios públicos.

Quintana dijo que el nuevo sistema, cuando esté terminado, ayudará a que el agua llegue más fácilmente a las afueras de la ciudad. Pero hasta que el proyecto esté terminado, es probable que Presidio continúe luchando contra las tuberías rotas.


Related