El desfile de la Iglesia de Santa Teresa trae música y buen humor a la calle principal de Presidio

Foto por Sam Karas. Izaac Lara marcha al son de su propio tambor, liderando los Matachines de la Iglesia de Santa Teresa en el desfile del pasado sábado.

PRESIDIO — La Iglesia de Santa Teresa organizó un desfile el pasado sábado por la mañana, y niños de todas las edades se reunieron a lo largo de la calle O’Reilly esperando a que las carrozas arrojaran dulces a las multitudes. La comunidad fue invitada a participar, con carrozas interpretando el tema de San José, protector de la Iglesia Católica. Las carrozas mostraron cuánto talento creativo hay en Presidio, con todo desde una Biblia gigante remolcada por un jeep hasta un recorte de cartón de la Iglesia de Santa Teresa con palmeras de papel y cactus para preparar la escena. El coro de niños se robó el espectáculo, cantando himnos en el cielo despejado de la mañana del sábado.

Detrás de repiques de sirenas del departamento de policía de Presidio, los matachines dirigieron por la calle O’Reilly. Los Matachines, que actúan en eventos de la iglesia y representan a Santa Teresa en el camino, bailan con trajes que combinan símbolos nativos americanos y católicos. Juany Rodríguez, quien lleva 16 años en el grupo, explicó que los colores elegidos para su vestimenta y maquillaje son una mezcla de tradición e interpretación personal — ”Nos vestimos de marrón para Santa Teresa, verde para la Virgen de Guadalupe y azul porque me gusta ”, dijo.

“Son muy buenos bailarines”, dijo Izaac Lara, quien dirigió a Los Matachines con sus inspirados ritmos de batería. Mostró su propio juego de pies elegante caminando hacia atrás desde la escuela primaria hasta la iglesia, todo mientras golpeaba un tambor de cuero atado a su espalda. Izaac, que está en cuarto grado, se quitó rápidamente su atuendo después del desfile, pero mantuvo su camiseta que representaba a San José y al niño Jesús. Lo acompañaba su madre, Rosa Lara. Izaac ha estado tocando la batería para el grupo durante un año y espera continuar. “Creamos nuevos ritmos juntos y suena realmente genial”, dijo.