El Concejo Municipal de Presidio aprueba nueva ordenanza de tarifas de agua 

PRESIDIO — En la reunión regular del lunes por la noche, el Concejo Municipal de Presidio finalmente aprobó nuevas tarifas de agua para los clientes que usan más de 2,000 galones de agua al mes. La ordenanza ha estado en proceso durante varios meses, y los funcionarios de la ciudad se han reunido varias veces para discutir cómo aumentar el precio de manera justa para reflejar el ritmo de la inflación sin afectar a los residentes mayores de ingresos fijos. 

“Estamos tratando de ponernos al día”, explicó Malynda Richardson, directora financiera de la ciudad, a Presidio International en enero. Por lo general, las ciudades aumentarán sus tarifas de agua cada año para que los consumidores no se vean afectados repentinamente por facturas más altas, pero las tarifas de agua de Presidio no se han elevado en cinco años. 

La exalcaldesa Alcee Tavarez estuvo en el concejo municipal en 2017, la última vez que se aumentaron las tarifas de agua de Presidio. La ciudad actualmente usa un modelo que usa una tarifa fija por debajo de 2,000 galones por mes, y aumenta las tarifas a medida que aumenta el uso con cada 1,000 galones adicionales de agua. “Se hizo para no afectar a los adultos mayores”, explicó. “Son la mayor parte de nuestra comunidad”. 

Con las nuevas tarifas, la ciudad espera mantener vivo el espíritu de la ordenanza de 2017. “No tocamos el mínimo”, explicó Richardson. “Entonces, si puede conservar su agua, no se verá afectado por un aumento de la tarifa”. 

La ordenanza establece la tarifa del agua en $12.22 con un aumento de $3.50 por cada mil galones para clientes residenciales con un medidor de tres cuartos de pulgada y $14.89 con el mismo aumento de $3.50 por cada mil galones para clientes con un medidor de una pulgada. Los clientes que viven fuera de los límites de la ciudad enfrentan un recargo del 50 por ciento por conexiones y servicios, pero si solicitan con éxito que su propiedad se incorpore a la ciudad, pagarán los mismos precios que otros residentes de Presidio. La ciudad también requerirá un depósito de $150 para todos los nuevos clientes residenciales. 

En la reunión del lunes, el consejo también recibió una actualización de Ramón Carrasco de Kleinman Consultants y Cesar Leyva del Departamento de Agua y Alcantarillado de Presidio sobre cómo la ciudad está utilizando los fondos federales de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (American Rescue Plan Act, ARPA) para abordar los problemas con el sistema de alcantarillado envejecido de la ciudad. El sistema de órdenes de trabajo de la ciudad fue objeto de desprecio en noviembre, cuando miembros del público asistieron a una reunión del consejo de la ciudad para obtener respuestas sobre fugas de agua que habían sido documentadas y no abordadas durante años. 

Leyva dijo que su departamento ha estado trabajando arduamente para instalar nuevos medidores para abordar el problema y también ha estado ayudando a los propietarios a instalar o reparar válvulas de reflujo que mantienen seguro el suministro de agua de la ciudad. Los fondos de ARPA han sido fundamentales para ayudar a combatir los problemas de la cadena de suministro que han afectado a proyectos de construcción de todo tipo en todo el mundo desde la pandemia. 

“La ciudad ha estado trabajando con muchas subvenciones, pero nosotros, como comunidad, aún debemos entender que hay inflación y que no hemos tenido ningún aumento en los últimos cinco años”, explicó el concejal Arian Velázquez-Ornelas. “[El aumento de la tarifa] solo se aplica después de los 2,000 galones, por lo que estamos protegiendo a nuestros mayores y a nuestras familias más pequeñas. Definitivamente estamos pensando en el futuro”.