El Puerto de Entrada de Boquillas rompe récords de visitas durante la temporada navideña

BOQUILLAS DEL CARMEN — En diciembre de 2022, el Puerto de Entrada de Boquillas procesó 2,509 visitantes, el número más alto registrado. Boquillas es un pueblo de unas 200 personas en el estado mexicano de Coahuila al que solo se puede acceder a través del Parque Nacional Big Bend: los lugareños están a horas de distancia del pueblo más cercano y dependen del turismo para sobrevivir.

A medida que ha crecido la visita al parque, las visitas a Boquillas se han mantenido al día con la tendencia. El Puerto de Entrada de Boquillas es único entre los puertos en la frontera entre EE. UU. y México, ya que la frontera solo se puede cruzar a pie y el reingreso a los Estados Unidos se procesa de forma remota. “El puerto es operado en cooperación por el NPS y la Aduana de los EE. UU., y es algo realmente positivo”, dijo Tom VandenBerg, jefe de interpretación y servicios para visitantes en el Parque Nacional Big Bend.

Las estaciones de aduanas no tripuladas son populares en la frontera con Canadá, principalmente para permitir que los navegantes recreativos y los visitantes de parques internacionales tengan la oportunidad de cruzar de un lado a otro sin sanciones de inmigración. Antes de 2022, esos puertos eran operados por videoteléfono: las personas que buscaban volver a ingresar a los Estados Unidos escaneaban sus pasaportes y llamaban a un agente de aduanas estacionado en otro lugar para una breve entrevista.

El Puerto de Entrada de Boquillas, hasta hace poco, usaba la misma tecnología. El puerto estuvo cerrado desde marzo de 2020 hasta noviembre de 2021 debido a la pandemia de COVID-19, y cuando reabrió, los puertos canadienses remotos estaban en transición a un nuevo sistema llamado ROAM.

ROAM tiene una aplicación móvil que los visitantes frecuentes de Boquillas, o aquellos que desean visitar durante las épocas de gran volumen del año, pueden descargar para reducir la espera en la fila. La aplicación permite a los usuarios escanear sus propios pasaportes y obtener la aprobación para volver a ingresar mientras esperan. “Si hay un problema con ROAM, el guardabosques de NPS comparará al viajero con el pasaporte y confirmará con los oficiales de CBP que el sujeto coincide con la foto del pasaporte”, explicó Roger Maier, portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza.

Las visitas al parque se reactivarán nuevamente durante la ajetreada temporada de vacaciones de primavera, y VandenBerg alentó a los visitantes del parque a traer sus pasaportes y experimentar Boquillas por sí mismos. “Permite a los visitantes del parque una oportunidad increíble de visitar a nuestros vecinos al otro lado del río y es una parte integral de la experiencia completa de Big Bend”, dijo.

El Puerto de Entrada de Boquillas está abierto de miércoles a domingo, de 9 a. m. a 4 p. m.