PMDD autoriza contrato para estudio de energía geotérmica

PRESIDIO — En la reunión del fin de semana pasado, el Distrito de Desarrollo Municipal de Presidio (PMDD) autorizó un contrato con la Universidad de Texas en Austin para realizar un Estudio de energía geotérmica en el condado de Presidio, cerca del Río Grande. Se estima que el estudio llevará de seis a ocho meses y determinará si el condado de Presidio es un buen candidato para una planta de energía geotérmica.

Ken Wisian, geofísico de UT-Austin, presentó la idea por primera vez en una reunión del Tribunal de Comisionados del Condado de Presidio en junio, respaldada por Trey Gerfers, gerente general del Distrito de Conservación de Agua Subterránea del Condado de Presidio. Junto con la investigación de dos docenas de científicos y expertos en políticas, Wisian fue el autor principal de un informe llamado El futuro de la geotermia en Texas: el próximo siglo de crecimiento y prosperidad en el estado de la estrella solitaria.

Aunque el informe describe ampliamente la ciencia de la energía geotérmica y su posible implementación, Wisian dijo a los miembros de la junta del PMDD en julio en una presentación de seguimiento que el título del informe lo dice todo. “Se estima que la cantidad de energía térmica bajo nuestros pies es miles de veces mayor que la que necesitaríamos para alimentar no sólo a Texas, sino al mundo”, dijo.

Las plantas de energía geotérmica llevan agua caliente desde debajo de la superficie de la Tierra hasta el nivel del suelo, donde el agua se convierte en vapor. Ese vapor se puede utilizar para impulsar turbinas, que a su vez pueden generar electricidad, una fuente de energía verdaderamente ecológica que no produce gases de efecto invernadero.

Estados Unidos produce la mayor cantidad de energía geotérmica que cualquier país del mundo en cifras, pero esa energía sólo alimenta el 0,5% de la red nacional. Por el contrario, la pequeña nación ártica de Islandia utiliza La energía geotérmica cubrirá el 90% de las necesidades de calefacción de sus ciudadanos.

A diferencia de otras fuentes renovables, las plantas geotérmicas pueden mantener la red en funcionamiento independientemente de las condiciones ambientales como el sol y el viento. Esa es una cualidad particularmente atractiva en un estado como Texas, donde una demanda récord ha provocado fallas generalizadas en la red, sobre todo en febrero de 2021, cuando una tormenta invernal dejó a millones de tejanos sin agua ni electricidad.

Wisian le dijo a la junta del PMDD en julio que el condado de Presidio “cumple todos los requisitos” para la producción geotérmica, y que el área más auspiciosa de la región estaba ubicada cerca del río.aunque no pudo proporcionar una ubicación exacta sin un estudio formal. Dijo que probablemente se encontrarán fuentes adecuadas de agua caliente a unos 6,5 kilómetros debajo de la superficie, una medida típica para los pozos de petróleo y gas.

Los miembros de la junta finalmente votaron a favor de asignar 15.000 dólares para financiar el estudio. Si el estudio produce resultados exitosos, el costo de poner en funcionamiento una operación de energía geotérmica probablemente costaría entre 10 y 30 millones de dólares, dependiendo de la profundidad necesaria para perforar una fuente de agua.

Wisian indicó que, debido a la condición del condado de Presidio como condado fronterizo de bajos ingresos, un proyecto local de energía limpia probablemente sería un candidato atractivo para recibir subvenciones.

Durante los siguientes meses, los miembros del PMDD trabajaron para redactar un contrato con el aporte de Bojorquez Law Firm, el asesor legal de la organización.

La secretaria de la junta, Lizette Rohana, explicó que el contrato fue redactado entre PMDD y UT-Austin, en lugar de Wisian como individuo. Es posible que otras universidades con el tiempo contribuyan a la investigación de estudios.

Rohana también dijo que el dinero no cambiará de manos hasta que se complete el estudio. En última instancia, el proyecto es una apuesta, pero la junta está dispuesta a asumirla. “No queremos hacernos ilusiones”, dijo. “Pero parece muy prometedor debido a estudios previos que han realizado otras universidades”.