La Oficina del Sheriff del Condado de Brewster involucrada en una persecución a alta velocidad durante el fin de semana de Chili Cook Off

Una persecución a alta velocidad en Terlingua provocó un tiroteo –– y un arresto–– el viernes pasado a lo largo de la autopista 118. Foto cortesía de la Oficina del Sheriff del condado de Brewster.

TERLINGUA — El viernes pasado por la mañana, el sheriff del condado de Brewster, Ronny Dodson, y sus agentes se alinearon en la autopista 118 en un intento de poner fin a una persecución a alta velocidad. El conductor del vehículo, Jordan Dartanian Ortiz, transportaba a dos migrantes que habían cruzado el río en el condado de Presidio y a su novia, cuyo nombre las autoridades no han revelado.

El personal de Aduanas y Protección Fronteriza notificó a Dodson sobre un vehículo sospechoso que se dirigía hacia el sur en el puesto de control de la autopista 118 al sur de Alpine. El conductor, presumiblemente al ver que el puesto de control estaba abierto, dio media vuelta y condujo hacia Terlingua a velocidades de hasta 123 millas por hora.

Esa mañana, la BCSO tenía una concentración inusualmente alta de oficiales en Terlingua debido al Chili Cook Off anual, al que asistían miles de personas cada noviembre. Los agentes se instalaron en la mina Cowboy, a unas 30 millas al norte de Study Butte.

El sheriff entró en la escena unas 10 millas al sur e inicialmente planeó intentar dispararle al radiador del vehículo desde el costado de la carretera, pero rápidamente abandonó esa idea. “Iba tan rápido que podría haberme atropellado como si nada”, dijo Dodson.

Los oficiales terminaron usando Stop Sticks, un dispositivo utilizado para pinchar neumáticos, y el vehículo finalmente se deslizó hacia una zanja cerca del Centro de Respuesta a Emergencias después de chocar contra una patrulla de BCSO.

En los últimos años, el término “persecución a alta velocidad” se ha convertido en una palabra de moda en el mundo de la política de inmigración. En septiembre, tanto el congresista Tony Gonzales como el senador Ted Cruz presentaron proyectos de ley complementarios en sus respectivas cámaras que impondrán penas más severas a los traficantes de personas. “​​Mi legislación hará que los traficantes lo piensen dos veces antes de iniciar una persecución a alta velocidad, ya que incluye penas de cárcel graves”, escribió Cruz en un comunicado de prensa.

A pesar de la frecuente invocación del término “persecución a alta velocidad”, ni los proyectos de ley de la Cámara ni del Senado utilizan ese término; en cambio, las sanciones se imponen por resistirse al arresto.

Dodson dijo que las persecuciones reales a alta velocidad eran algo con lo que su departamento se había ocupado antes, pero que el incidente del viernes marcó las velocidades más altas que jamás había visto. “Este fue excepcional”, dijo.

Si bien la persecución en la autopista 118 fue aterradora para todos los involucrados, Dodson dijo que su objetivo principal era evitar que este tipo de incidentes ocurrieron en áreas altamente pobladas.

También estaba preocupado por las personas que eran traficadas por conductores que intentaban evadir la aplicación de la ley. “No me importa mucho el tipo que conduce”, dijo. “Pero tenía pasajeros”.