El Parque Estatal Big Bend Ranch ilumina la noche con la Posada anual en Fort Leaton

El Mariachi Santa Cruz interpretó villancicos históricos, cantando junto con la multitud reunida afuera del Fuerte Leaton del Parque Estatal Big Bend Ranch durante la Posada del sábado antes de ingresar al fuerte histórico. Foto de Hannah Gentiles para el Big Bend Sentinel.

PRESIDIO – El sábado pasado, cientos de luminarias guiaron a los visitantes a la luz de las velas a través de los pasillos de Fort Leaton. El antiguo fuerte de adobe, un centro de visitantes del Parque Estatal Big Bend Ranch ubicado justo al sur de Presidio, estaba iluminado con alegría navideña, incluyendo tamales, mariachi y una animada ronda de piñata.

El evento anual se conoce como una Posada, una de las innumerables celebraciones de este tipo que se celebran en todas las tierras fronterizas cada año. Oficialmente, la reunión honra de alguna manera la historia bíblica de María y José buscando refugio justo antes del nacimiento de Jesús, pero coloquialmente hablando, es una excusa para ir de fiesta.

El superintendente del sitio, Tom Forwood, no estaba seguro de cuánto tiempo había estado la versión de Presidio de la tradicional fiesta navideña en el fuerte. Gracias a la rotación en la gestión del parque en las últimas décadas, nadie puede decirlo con seguridad. “Esa es una de las cosas más irónicas”, dijo. “Sabemos que tiene más de 20 años, pero todavía no estamos 100% seguros”.

No importa cuándo comenzó la diversión, Forwood dijo que el evento era una forma para que el parque celebrará a su comunidad natal y reconociera sus fuertes conexiones culturales a través de la frontera, honrando a las familias cuyos lazos serpentean a través de siglos de asentamientos anglo, mexicanos e indígenas.

Señaló que el colono anglo Ben Leaton llegó a ocupar el sitio en 1848, el mismo año en que el Tratado de Guadalupe Hidalgo designó el Río Grande como la frontera entre los Estados Unidos y México. Los que ocuparon el sitio antes de Leaton lo hicieron en suelo mexicano.

La Posada es una forma festiva de reconocer los lazos entre las múltiples culturas que hacen de La Junta de los Ríos, la franja de asentamientos alrededor de donde se encuentran los Río Conchos y Río Grande, un lugar único. “Fue creado originalmente como un evento comunitario que reconoce la importancia de esas culturas”, dijo Forwood.

Esperaba que la acogida de la Posada en Fort Leaton diera a los huéspedes una idea de su lugar en la historia: ¿cómo habrían sido las celebraciones de Posada en el sitio hace 200 años? “Es mantener esa conexión con esa comunidad en todo momento, para recordarles que su voz y su historia son parte de lo que hacemos”, dijo.

Fotos:

Micheal Hernandez y John y Lucy Ferguson del Mariachi Santa Cruz encabezan la procesión hacia el histórico Fort Leaton del Parque Estatal Big Bend Ranch, dando inicio a la Posada anual del fuerte.

Camilla Rodríguez, una niña que asiste a la Posada anual del sitio histórico de Fort Leaton, recibe ayuda para encender su vela mientras se une a la procesión hacia el fuerte.

Con Yaretzi Barrra y José Tvarez interpretando los papeles de María y José para la Posada anual del Sitio Histórico de Fort Leaton en el centro, la multitud se reunió en el interior del fuerte para escuchar música y disfrutar de refrigerios.