Después de la fecha límite de presentación, tres candidatos se enfrentarán a Tony Gonzales en las primarias republicanas

Los republicanos Víctor Ávila (derecha) y Brandon Herrera (izquierda) han comenzado a correr en la carrera por las primarias republicanas al Congreso, donde se enfrentarán a Julie Clark y al titular Tony Gonzales. Fotos cortesía de las campañas de Ávila y Herrera.

DISTRITO 23 — La fecha límite para la presentación de candidatos al Congreso cerró el lunes por la noche, estableciendo una lista oficial de tres retadores en las primarias republicanas contra el titular Tony Gonzales. El ex agente especial de ICE Víctor Ávila, el popular influenciador de armas Brandon Herrera y la presidenta republicana del condado de Medina, Julie Clark, se enfrentarán a Gonzales durante los próximos meses por una oportunidad de un escaño en la Cámara.

Gonzales ha sido objeto de controversia dentro de su propio partido durante su mandato de dos años. En marzo, una abrumadora mayoría del Comité Ejecutivo Republicano del Estado votó a favor de censurar al representante, citando sus votos a favor del control de armas y el matrimonio homosexual.

El congresista también provocó la ira de su propio partido al oponerse al HR 29, un proyecto de ley de inmigración presentado por el Representante del Distrito 21, Chip Roy, que esencialmente había suspendido el proceso de solicitud de asilo en la frontera.En un tweet publicado en marzo, Gonzales se refirió al proyecto de ley como “antiinmigrante” y “anticristiano”.

El martes por la tarde,un informe de la Tribuna de Texas describió la carrera republicana de este año en el Distrito 23 como “lo más parecido a una primaria competitiva que involucre a un titular del Congreso”. Dos de los tres candidatos se sentaron con El Centinela de Big Bend para hablar sobre políticas y por qué les gustaría representar al Distrito 23, que incluye la mayor parte de la región Trans-Pecos desde San Antonio hasta El Paso. (La candidata Julie Clark no respondió a una solicitud de entrevista).

VICTOR AVILA

Nacido y criado en El Paso, Ávila ha vivido la mayor parte de su vida en el Distrito 23 y tiene una amplia experiencia a lo largo de la frontera. Antes de jubilarse, desempeñó varios cargos dentro del Departamento de Seguridad Nacional lidiando con cuestiones de inmigración y violencia de los cárteles.

En 2011, Ávila estaba en una asignación especial en México en ruta de Laredo a Ciudad de México cuando él y otro agente fueron sacados de la carretera por miembros del cartel Zeta. El agente Jaime Zapata murió en el altercado que siguió; Ávila sufrió tres heridas de bala pero sobrevivió.

Ávila dijo que la experiencia de vida o muerte ha informado la forma optimista en que aborda las negociaciones y la forma en que promete defender a su distrito, si es elegido. “Ese día perdí el miedo”, dijo.

Sintió que estaba en sintonía con muchos otros republicanos de Texas en su decepción por el hecho de que Gonzales se opusieron vehementemente a la HR 29. “Revisé la HR 29 y pensé que era increíble”, dijo. “Con sus propios votos, [Gonzales] ha demostrado que no es republicano, eso es seguro”.

En junio de 2022, apenas unas semanas después del tiroteo de Uvalde, González Votó a favor de un proyecto de ley de control de armas llamó la “Ley de Comunidades más Seguras” que habría ampliado el “vacío legal para los novios”, restringiendo la compra de armas de fuego a aquellos acusados ​​de violencia doméstica.

El proyecto de ley también incentivaba leyes de “bandera roja” que restringen la compra de armas a personas generalmente consideradas “peligrosas” e implementa un período de espera para verificaciones de antecedentes para compradores primerizos menores de 21 años. (En particular, John Cornyn, un republicano que representa a Texas en el Senado, patrocinó el proyecto de ley en su propia cámara.)

Ávila es miembro de toda la vida de la NRA y sentía que la postura de Gonzales sobre las armas de fuego era débil. “Soy un defensor, protector y usuario de armas de fuego, y he trabajado en las fuerzas del orden toda mi vida”, dijo. “Para mí, tener un arma en la cadera es algo natural”.

Al abordar cuestiones específicas del Big Bend, Ávila dijo que estaba familiarizado con el área, especialmente Presidio y Alpine, a través de su trabajo con el Departamento de Seguridad Nacional. Recientemente visitó Terlingua como parte de su campaña 2024 y preguntó a la multitud qué tipo de cambio les gustaría ver más allá del discurso fronterizo en el que a menudo se ven envueltos los residentes de los tres condados.

La atención médica era un gran problema para muchos, y Ávila dijo que le gustaría tener un médico en su personal para asesorar específicamente sobre cómo mejorar el acceso a la atención para los electores. También le gustaría ver programas que incentiven a los estudiantes de medicina y a los médicos al principio de sus carreras a prestar servicios a comunidades remotas. “Intentaré conseguir la mayor cantidad de fondos posible del lado federal para ello”, dijo.

HOMBRES BRANDON

Herrera es un influyente influyente de la Segunda Enmienda que también es propietario de The AK Guy, Inc., una empresa que fabrica rifles Kalashnikov. La compañía se hizo famosa en parte por la invención de Hererra del “AK-50”, que dispara rondas de ametralladora de calibre 50 (media pulgada de diámetro). El arma no está disponible para la venta, y es venerada como una especie de criatura mítica en los círculos en línea que prefieren gatillo fácil, pero una vez estuvo en la lista por $7,000 y es “bastante grande”, según el sitio web de la compañía.

Herrera tiene un amplio alcance entre los jóvenes conservadores, con más de 3 millones de seguidores en YouTube y 300.000 en Twitter. Se identifica como “MUY políticamente incorrecto” y el lema de su campaña es “Let’s Go Brandon”, una referencia a un meme de derecha que tiene su origen en un periodista que escuchó mal a una multitud que cantaba la frase “F––k Joe Biden”.

El martes, el candidato visitó Fort Davis en un recorrido por el distrito incluyendo Eagle Pass, El Paso y Fuerte Stockton. Reconoció que San Antonio es donde puede ganar o perder la mayor cantidad de votos, pero esperaba poder conseguir que el resto del vasto Distrito 23 se uniera. “Creo que es importante hablar con las otras comunidades, especialmente las comunidades fronterizas que no se han sentido escuchadas y sienten que están siendo olvidadas a escala nacional”, dijo.

Herrera salió de su visita a Eagle Pass el lunes con la sensación de que el gobierno federal se estaba interponiendo en la aplicación de sus propias políticas de inmigración. “Lo que escucho más a menudo de [las autoridades de inmigración] es: ‘Mira, hombre, estamos todos aquí’. Tenemos el equipo, tenemos los recursos. Simplemente no se nos permite hacer el trabajo para el que nos contrataron”.

Cuando se le preguntó sobre algunos de los obstáculos que Herrera cree que enfrenta la policía federal, dijo que había escuchado historias de horror sobre políticas que esencialmente exigían que los funcionarios devolvieran a los inmigrantes sin ser procesados. “He oído hablar de casos en los que los inmigrantes se acercan al alambre de púas tratando de pasar, y luego se ordena a la Patrulla Fronteriza que vaya y corte el alambre de púas para que puedan pasar”, relató. “Eso es muy intencional”.

Tanto los votos de Gonzales sobre el control de armas como sobre la inmigración impulsaron a Herrera -quien nunca había considerado dedicarse al servicio público y considera la palabra “político” un insulto- a usar su marca para mucho más que hacer bromas y mostrar su puntería. “La vida ha sido muy buena conmigo; A mi negocio le ha ido muy bien y tengo una plataforma enorme desde la que poder lanzarlo”, dijo. “Estoy en una posición en la que creo que puedo hacer esto, y si no lo hiciera, creo que me molestaría”.

La oficina de Tony Gonzales no respondió a una solicitud de comentarios para esta historia.