Brote local de COVID provoca el cierre de escuelas y pruebas generalizadas

PRESIDIO — Los estudiantes de Presidio tuvieron un fin de semana inesperado de cuatro días la semana pasada cuando los funcionarios locales notaron un aumento en los casos de COVID. Después de que se confirmaron 41 casos positivos entre el alumnado, se notificó a los padres a través de Facebook y el sitio web del distrito escolar que las escuelas estarían cerradas por un día adicional para permitir que el personal de mantenimiento realizara una limpieza profunda de los edificios y para dar a los estudiantes y al personal enfermo otro día para descansar. 

Cuando los edificios escolares recién desinfectados abrieron sus puertas el miércoles 19 de enero, la fila para las pruebas de COVID en el edificio del Departamento de Policía del Distrito Escolar Independiente de Presidio se extendía media milla por el camino hasta la oficina del servicio postal. Joel Nuñez, jefe de policía de PISD, ha estado liderando la tarea de realizar las pruebas a los estudiantes, profesores y familiares. Él y su personal han estado realizando pruebas de COVID durante más de un año, por lo que han visto de primera mano cuán rápido se ha propagado el virus en la comunidad. 

“Todos están conectados con la escuela de alguna manera”, dijo Núñez. Las pruebas de los estudiantes y el personal están cubiertas por fondos de la Agencia de Educación de Texas, pero la División de Manejo de Emergencias de Texas y el propio distrito escolar han colaborado para comprar pruebas adicionales para cubrir a las familias de los estudiantes, los socorristas locales y los miembros de la comunidad en general. Muchos estudiantes de PISD viven en hogares multigeneracionales, por lo que una prueba COVID positiva de un estudiante a menudo significa que toda una red de personas ha estado expuesta en el hogar. 

La línea estuvo tan ocupada en el Departamento de Policía de PISD el miércoles pasado que los residentes de Presidio que pasaban en automóvil dejaron almuerzos, refrigerios y bebidas para que los disfrutara el personal de pruebas. “Esto es lo que me encanta de la comunidad: todos siempre están dispuestos a ayudar”, dijo. Las golosinas ayudaron a aliviar el estrés de un día difícil: los números de ese día reflejaron una tasa de prueba positiva del 35 %. La Clínica Mayo informó que la tasa positiva nacional promedio para ese día fue del 27,4%. 

Nuñez y su equipo también se están asociando con el Departamento de Salud de Texas para ofrecer clínicas de vacunación. Desde septiembre de 2021, han vacunado a 1766 adultos y 416 niños en Presidio. También ha extendido estos esfuerzos a áreas más aisladas del condado. En el otoño de 2021, hizo la caminata de 50 millas por River Road dos veces para asegurarse de que los lugareños en la comunidad remota y no incorporada de Candelaria tuvieran la oportunidad de obtener sus dosis. Sesenta y seis adultos y 35 niños fueron vacunados. “En este momento, solo estamos esperando la [marca] de cinco meses para sus refuerzos”, explicó. 

Después del cierre de la semana pasada, el subdirector de Presidio High School, Joe Andy Mendoza, informó que, a pesar de que muchos miembros del personal y estudiantes se enfermaron, PISD volvió más o menos a la normalidad. “Nuestro campus está abierto, funciona como siempre lo ha hecho”, dijo. “En este momento estamos siguiendo las pautas del CDC, que establecen que si un estudiante ha dado positivo, no podrá volver a la escuela durante cinco días. Deben mostrar un [resultado de la prueba] negativo para volver al campus”. Además, la escuela también ofrece aprendizaje en línea para estudiantes que no pueden asistir a la escuela en persona. 

El 10 de enero, PISD lanzó una iniciativa llamada “Mask Up the District” con el objetivo de alentar a los estudiantes a que usen cubrebocas. PISD ha tratado de exigir mascarillas en los edificios del distrito en el pasado, pero rescindió los mandatos después de que un fallo de la Corte Suprema de Texas anuló políticas escolares similares en San Antonio. “Está en nuestro sitio web, y todos los padres recibieron un correo electrónico o un mensaje de texto con esa información”, dijo Mendoza. 

Los estudiantes y el personal se han cansado de tratar de continuar con la vida normal durante la pandemia. Una gran preocupación en la escuela secundaria: el baile de promoción se acerca en la primavera y se han difundido rumores de que podría cancelarse. “Si los casos siguen aumentando, no habrá ningún baile de promoción”, dijo un estudiante, que pidió no ser identificado. “Así que todos han estado usando mascarillas en la escuela. Es difícil y es algo con lo que tenemos que vivir, pero como comunidad creo que lo hemos estado haciendo bastante bien”. 

El jueves 26 de enero, el Departamento de Policía de PISD proporcionará vacunas pediátricas para las edades de 5 a 11 años en el gimnasio de la Escuela Primaria Presidio de 9 am a 2 pm. De 2 pm a 4 pm administrarán vacunas de refuerzo para las personas vacunadas en el Departamento de Policía de PISD. Se recomienda a los residentes que deseen participar en la clínica que llamen al 432-229-1164 para programar una cita. “Presidio ISD no requiere que nadie se vacune, pero realmente queremos asegurarnos de que todos tengan la oportunidad de vacunarse si así lo desean”.

 

Animamos a los estudiantes, el personal y los miembros de la comunidad a llamar a la oficina de policía de PISD al 432-229-1164 para citas e información sobre pruebas y vacunas. Los nombres del estudiante y del miembro del personal citado en esta historia se han retenido por motivos de privacidad.